Plan de gobierno

Vecino de la alcaldía de Milpa Alta, es para mi un gusto compartir contigo el presente documento que contiene el anteproyecto de las propuestas que buscaré abanderar durante los próximos 60 días de campaña; a fin de que tú y tu familia cuenten con la información necesaria para emitir un voto consciente que nos ayude a terminar, de una vez por todas, con los gobiernos improvisados e incompetentes que se han perpetuado en la administración de nuestra bella demarcación durante los últimos periodos.

Al respecto, vale la pena mencionar que normalmente el Programa de Gobierno se emite a partir de las propuestas recabadas durante el proceso de campaña, sin embargo, yo no comparto esta idea tradicionalista ni pretendo continuar con las mismas prácticas que se vienen desarrollando dentro del ejercicio de gobierno y la administración pública, pues han probado ser inútiles e ineficientes para evitar la llegada de malos perfiles, y en consecuencia, malos gobiernos a nuestra demarcación.

Estoy convencido de que un Programa de Gobierno serio; no puede elaborarse de la noche a la mañana, tampoco en 60 días, tiempo que legalmente dura el proceso de campaña, o tan solo 4 meses después de haber obtenido la confianza de la gente mediante el voto. Por el contrario, un Programa de Gobierno serio debe construirse con tiempo, planeación, estrategia, y un profundo análisis que permita comprender e identificar las causas que originan cada uno de los problemas que enfrenta la población día a día, de tal suerte que se puedan combatir desde la raíz a través de políticas públicas eficientes.

Por lo anterior, a fin de seguir marcando la diferencia entre los proyectos que representan otras alternativas políticas viejas y corruptas, en comparación con la que hoy represento ante la ciudadanía, me gustaría poner a tú consideración los siguientes ejes, a saber: Milpa Alta Segura, Milpa Alta Económica y Productiva, Milpa Alta Social e Inclusiva, Milpa Alta Innovadora y Transparente, y finalmente, Milpa Alta Sustentable y Verde; desde donde parten acciones concretas que se han ido pensando y construyendo a lo largo de casi 9 años de recorridos, audiencias públicas, mesas de trabajo, reuniones virtuales con plataformas digitales, así como reuniones presenciales con organizaciones públicas, privadas y de la sociedad civil.

No es baladí mencionar que dichas acciones están acompañadas de un estudio exhaustivo realizado por un equipo multidisciplinario que revisa la practicidad y viabilidad presupuestal, normativa y fáctica de las mismas. Asimismo, el presente Anteproyecto de Gobierno pretende ser la base mínima con la que iniciemos el proceso de campaña, de tal suerte que durante esta etapa se pueda enriquecer y reforzar a partir de la captación de ideas y proyectos vecinales de los 12 pueblos que integran nuestra demarcación territorial con base en las necesidades específicas y prioritarias que tengan las y los vecinos. 

Resta mencionar que en el presente Anteproyecto de Gobierno se consideran algunos mecanismos de seguimiento y evaluación a fin de que las propuestas y acciones aquí expuestas se lleven a cabo con el rigor y monitoreo necesario. En ese sentido, dentro de las decisiones de política pública se contará con la participación de ciudadanas y ciudadanos por medio de audiencias públicas, mecanismos digitales y el diálogo permanente con el gobierno federal y estatal, así como con el Concejo de la Alcaldía, instituciones, colectivos, entre otros grupos sociales.

Al mismo tiempo, me gustaría aprovechar este espacio para presentarme con la finalidad de que conozcas más sobre mi trayectoria y cómo es que hoy materializó un sueño que por años he buscado: Transformar Milpa Alta y ponerla al centro del escenario público como lo que realmente es; una alcaldía fundamental para el desarrollo económico, social y político de la capital del país.

Por consiguiente, me presento, mi nombre es Arturo Ferrer Retana, soy originario del pueblo de San Pedro Atocpan, ingeniero mecánico de profesión y un joven empresario orgulloso de preservar y representar la grandeza de nuestra tierra a través de la producción y comercialización del mole, herencia que he recibido por parte de mis tatarabuelos y de la cual me siento muy orgulloso al ser la cuarta generación que continúa con esta tradición culinaria a nivel nacional.

Afortunadamente, tengo la dicha de poder decir que provengo de una familia respetada y bien vista al interior de la comunidad de San Pedro Atocpan y el resto de los pueblos, integrada por hombres y mujeres de bien, trabajadores y profesionistas ampliamente reconocidos que no tienen escándalos de ningún tipo ni señalamientos que puedan poner en duda su honorabilidad o la de la familia, lo que en parte se debe a que nunca han estado inmiscuidos en asuntos políticos y se han dedicados a la construcción de un patrimonio honesto mediante la producción y comercialización del mole, actividad que ha sido el eje económico de nuestra familia.

Lo anterior me llena de orgullo, pero a la vez de una gran responsabilidad para mantener intacto el legado que he heredado y que cederé a las generaciones venideras.

No obstante, hoy las condiciones son diferentes, la realidad de Milpa Alta exige que nuevos perfiles y sectores que antes se mantenían apáticos y ajenos a la realidad que viven nuestras comunidades empiecen a participar en los asuntos públicos que afectan por igual a todos los que la integramos. Es por ello, que a muy corta edad tuve la iniciativa de formar una organización de jóvenes denominada Jóvenes Impulsando Comunidades Más Activas, mejor conocida por sus siglas como:

Jóvenes ICMA, dicha organización se construyó con la finalidad de cambiar la mentalidad de los jóvenes mediante la organización de eventos educativos, culturales, deportivos y recreativos que mostraran caminos alternativos al alcoholismo, la drogadicción y el suicidio, temas que son muy preocupantes en nuestra demarcación.

Más tarde, la lucha social me condujo a asumir el cargo de Secretario General de la Coalición de Organizaciones Democráticas Urbanas y Campesinas (CODUC) en Milpa Alta, una asociación civil de carácter campesino que busca la reivindicación del campo y lucha por generar mejores condiciones para los trabajadores del sector primario y secundario. En Milpa Alta la problemática es evidente, pues es una de las alcaldías que conserva aún sus raíces agrícolas, pero que ha perdido totalmente el impulso hacia esta actividad, en ese sentido, he luchado por gestionar ante distintas instancias de gobierno, tanto locales, estatales y federales, apoyos para conservar y engrandecer el campo de Milpa Alta, evitando que esta identidad se pierda.

Asimismo, en los últimos años, a la par de mis responsabilidades frente a las organizaciones que presido, he estado involucrado en movimientos sociales como los surgidos en los pueblos de San Pedro Atocpan y San Jerónimo Miacatlan que buscaron defender la tierra, el agua y los recursos naturales de Milpa Alta ante los abusos del poder público. De igual forma, durante la pandemia provocada por el Covid-19, y ante la difícil situación económica y social que enfrentan cientos de familias en nuestra demarcación, me di a la tarea de sanitizar espacios y vehículos para reducir el índice de contagios y al mismo tiempo apoyé con abasto alimentario a los vecinos que debido a la contingencia sanitaria perdieron sus empleos o vieron afectados sus ingresos.

En suma, los últimos nueve años han sido de trabajo arduo, experiencias y captación de conocimientos que me permitirán gobernar abanderando las principales causas de Milpa Alta. Hoy, se presenta esta oportunidad para continuar mi lucha desde otra trinchera, un lugar que considero estratégico para maximizar el impacto que tienen los proyectos, actividades y acciones que hasta el momento he encabezado desde la sociedad organizada.

Me siento orgulloso de pertenecer a esta alcaldía que se encuentra llena de riqueza y que por mucho tiempo he denominado la cuna de la democracia, es momento de hacer valer ese calificativo y emprender un nuevo proyecto que brinde las mejores soluciones para Milpa Alta y su gente. En consecuencia, en los próximos apartados buscaré exponer algunas de las acciones en las que pondremos nuestro esfuerzo y dedicación de tal manera que podamos lograr mejores condiciones y oportunidades económicas, laborales y sociales para todas y todos los milpaltenses.