Sistema de evaluación y seguimiento al programa de gobierno

La instalación de mecanismos de seguimiento y evaluación, fortalecen la estructura de un programa de gobierno, permitiendo así la medición del progreso y objetividad alcanzada en cada uno de los ejes planteados de forma periódica durante la administración 2021-2024, el mecanismo contará con una Comité Técnico a través del cual se garantizará la elaboración de los insumos y de los proyectos de informes.

Así mismo es importante hacer uso de las políticas públicas, que buscan el máximo beneficio para la sociedad, estas deben de ser capaces de proteger los intereses de la comunidad mediante un compromiso entre el Estado, instituciones y ciudadanía; a través de ella se establecen los objetivos y las decisiones del gobierno para atender las necesidades detectadas en determinada área, por ello requieren ser dinámicas, flexibles y que sean capaces de adaptarse y generar cambios en la dirección correcta.

En ese sentido sus etapas son interdependientes y los resultados pueden conducir a una nueva detección de problemas, de tal suerte cada una ayudará a:

• Identificación y definición de las problemáticas, necesidades e intereses de la población;
• Decisión sobre políticas y formulación del Programa de Gobierno de la Alcaldía;
• Implementación de programas;
• Evaluación de programas, diseño, ejecución, resultados, sus impactos y;
• Evaluación de la política pública.

La evaluación es parte fundamental en las políticas públicas que se irán desarrollando a lo largo de este programa de gobierno, estas deben de estar apegadas a los componentes del programa, respetando la transversalidad, la transparencia y la información creíble y útil. La evaluación de políticas públicas mide el impacto conseguido respecto al progreso social y el bienestar de la ciudadanía.

Ambas contribuyen a generar confianza y participación social. Se evalúa para cumplir el principio de transparencia y rendición de cuentas.

El proceso de evaluación se está realizando para empezar en tres fases, que a continuación se estará describiendo.

Como primera fase se realizará la evaluación inicial del Programa de Gobierno, para revisar las propuestas, que sean viables y factibles, así como planear cómo será su ejecución y el desarrollo del mismo, se valora la coherencia del Programa de Gobierno con los recursos materiales, económicos, humanos y demás instrumentos
propuestos para su gestión.

La segunda fase de la evaluación es la intermedia. Se estará desarrollando durante la ejecución del programa, para poder revisar que las propuestas planteadas tengan
el curso correcto, en caso de no ser así, poder realizar los ajustes correspondientes del programa y así lograr el impacto que planteamos, estos ajustes se detectarán a través de un análisis crítico entre los objetivos y el cronograma evaluando el impacto que tienen los programas y acciones respecto a la problemática que soluciona. Es importante analizar las razones que provocan la diferencia entre el resultado obtenido y lo que se espera al fin de poder estar en condiciones de corregir el rumbo que lleva cada acción.

La tercera fase, se realiza una vez finalizado todo el proceso del programa; en esta etapa se hará un informe sobre los resultados de la implementación, sea un éxito o
un fracaso. Se evalúan los aciertos, o su opuesto, su grado de adaptación a la realidad intervenida, su eficiencia y los impactos logrados.