Vinculación del programa de gobierno

Es bien sabido que nuestra nación se basa en una democracia sólida, que permite la mejor conducción de esta en favor de la ciudadanía y consolidar así el funcionamiento óptimo de los intereses más relevantes. La opinión diversa de ideas obliga a un diálogo en conjunto de las partes que nutren los objetivos a fin de
negociar por un medio pacifico y de acuerdos. Razón por la cual es importante el conjunto de fuerzas, pero sin duda alguna también tiene una importancia las propuestas de gobernabilidad, principios y los programas de gobierno tanto iniciales como transitorios y poder coadyuvar con el fin de minimizar desigualdades y elevar
el sentido de bienestar social.

Los puntos de acuerdo siempre representan un logro importante y se conforman por expresiones diversificadas en cooperación del interés general resaltando programas de desarrollo y bienestar.

Es por ello que el programa de gobierno de la alcaldía Milpa Alta representa no solo un proyecto de transformación continua, sino también el inicio enfocado desde los ejes rectores que vive la demarcación, desarrollado de forma colectiva desde las necesidades de la comunidad, organizaciones civiles, un equipo que entiende las dolencias de la alcaldía y sobre todo con las propuestas que aún falta de la sociedad, los cuales son importantes para cumplir con los objetivos que se comparten con el Programa de gobierno para la Ciudad de México, 2018-2024.

En el tema de innovación, transparencia y combate a la corrupción, que es uno de los ejes rectores de ambos gobiernos, busca empoderar una ciudadanía vigilante y
cercana a las autoridades haciendo efectivo el derecho al acceso a la información pública. Promueven la implementación objetiva de mecanismos de gestión administrativa que agilicen trámites burocráticos y transparenten el ejercicio de recursos públicos en manos de sus respectivos gobiernos.

En cuanto a los temas de seguridad y protección ciudadana de Milpa Alta, así como de gobernabilidad, el análisis de estas acciones reconoce y enfatiza la necesidad de trabajar en conjunto con los otros niveles de gobierno para prevenir y mitigar la incidencia de delitos o faltas administrativas a través de políticas públicas de recuperación de espacios públicos, induciendo una cultura de la legalidad y de prevención del delito.

Existen otros puntos de vinculación entre ambos programas, igualdad e inclusión social, para lograr los objetivos del desarrollo sostenible. Los principios de respeto a los derechos humanos universales se dirigen tanto al interior como al exterior de ambas administraciones, quienes fundamentan en los derechos inherentes a las personas y en la prevención y eliminación de cualquier tipo de discriminación. Estos dos programas tienen como objetivo aprovechar el potencial cultural y tradición de la demarcación para acercarlo a toda la población. Las propuestas coinciden en fomentar alternativas educativas, de esparcimiento, prevención del delito y fortalecimiento de la comunidad de manera innovadora.

Asimismo, el programa general de la ciudad aclara la intención de apoyar a los gobiernos locales para aprovechar su oferta turística, cultural, comercial e histórica, promocionando las actividades afines y difundiendo información adecuada para este fin. El Desarrollo económico sustentable, reconoce la importancia de impulsar y aprovechar el potencial comercial y de servicios de la ciudad, con respecto a la demarcación, coinciden en apoyar no solo el comercio que se hace por parte de la comunidad, sino la creación y fortalecimiento de las micro, pequeñas y medianas empresas, como también a los emprendimientos.

Por último, en las áreas de servicios, infraestructura y espacio público, se orientan bajo el principio de sustentabilidad ecológica, seguridad estructural y cumplimiento de las respectivas normas vigentes. Por parte del programa de la Ciudad se ofrecen programas de apoyo a gobiernos locales para dar mantenimiento y mejorar la infraestructura pública y recuperación de espacios públicos. Coinciden en ampliar la capacidad de respuesta conjuntamente ante contingencias naturales y con ello disminuir el impacto ambiental.

En conclusión, ambos programas de gobierno fomentan un ambiente de coordinación para trabajar en cooperación, no en competencia, con los diferentes órdenes de gobierno, además establecen objetivos, metas y líneas de acción que coadyuvan y que sirven como base para la definición y el ejercicio de políticas públicas complementarias, la visión reconoce que la ciudad es un terreno fértil para la convivencia pacífica entre diferentes culturas, expresiones lingüísticas, géneros y políticas, donde lo sobresaliente es la construcción de un futuro de bienestar y solidaridad para las generaciones venideras.